¿Comer de noche engorda?

Comer de noche engorda?
¿Llegas cansada a tu casa y no te puede controlar en lo que comes? ¿Llegas y te comes todo? ¿Piensas que te puede engordar esta conducta? Revisemos este comportamiento y analicemos sus consecuencias.

Muchas veces, llegamos cansados a nuestro hogar donde llegamos a relajarnos y aparecen ciertas ansiedades que quizá estuvieron “tapadas” en el día por las actividades cotidianas, o bien, no comes de manera ordenada en el día y en la noche llegas con hambre y no te puedes controlar. Esto puede traer consecuencias a tu salud, tanto en el aumento de peso como en el buen dormir. No obstante, es importante saber que uno puede aprender qué comer y cómo comer de noche para que sea provechoso para la salud.

Cuándo comer

Cuando hablamos de si comer de noche hace mal, estamos hablando de modo muy general, pues cada persona tiene distintos horarios y estilos de vida. Pero, podemos acordar ciertas pautas que nos enseñen a alimentarnos de mejor manera y tener beneficios para nuestra salud.

Es importante evitar cenar e irse inmediatamente a acostar, lo recomendable es cenar y descansar dos horas antes de acostarse así como también es relevante que las porciones sean pequeñas. Señala Rebeca Flores Galleguillos para EMOL, nutricionista de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello.

¿La once es importante?

El organismo funciona y requiere nutrientes las 24 horas, por esto, es importante comer seguido y alimentarse en todas las comidas del día. “Ideal comer cada tres o cuatro horas partiendo desde el desayuno y así hasta llegar a la hora de la cena. En cambio, muchas personas viven apuradas y no siempre se dan el tiempo para alimentarse en forma fraccionada”, comenta la nutricionista.

Y como consecuencia, deduce, en la noche se llega a casa a comer lo que se encuentra, “desatando sus deseos de deleite alimentario hasta quedar literalmente satisfecho”. Por tanto, Rebeca Flores asegura que los hábitos desordenados no favorecen la salud, ya sea comiendo en exceso o en déficit a cualquier hora.

¿Y qué pasa con once chilena?

“Puede que en la once te excedas en la cantidad de comida, lo que a corto plazo se traducirá en grasas guardadas que no fueron usadas en su momento y si no realizas una actividad física programada, claramente tendrás sobrepeso”. Ahora si se tiene el hábito de tomar once, aconseja que debe ser equilibrada, temprano y luego de 3 a 4 horas, cenar eligiendo cuidadosamente lo que se come.

¿Qué comer de noche?

El plato debe ser ligero y equilibrado, pero “con una buena cantidad de hidratos de carbono para que se produzca más serotonina, lo cual tiene un efecto calmante de cara al sueño y éstas a su vez, deben ir acompañadas de muy pocas proteínas”, afirma.

En ese contexto, los platos que califican para cenar son: budines, flanes o cremas de verduras; sopas, guisos, estofados, carbonadas, charquicán, zapallitos rellenos; cazuelas de ave; pescados al horno o a la plancha con arroz, papas cocidas y/o verduras salteadas. Frutas frescas o en compota, jaleas, jugos de frutas naturales.

Conclusión: ¿Comer de noche engorda?

Falso. Lo más importante es la suma global de alimentos consumidos durante el día. Lo que ocurre, en realidad, es que hay personas que, habiendo cubierto ya sus necesidades nutricionales, deciden comer más en la noche. Este excedente de calorías es lo que va a engordar.

Volver arriba Volver al Inicio