Adelgazar saludablemente

Pies de mujer pesándose en balanza de baño
El 67% de los chilenos tiene sobrepeso u obesidad y el 91% no hace ejercicio. ¿Cómo comenzar el cambio?

Según un estudio de la Universidad de Harvard que comparó los IMC (índice de masa corporal), la presión arterial y los niveles de colesterol; los chilenos son la tercera población masculina con mayor IMC de Sudamérica y las chilenas en segundo lugar, sólo son superadas por las venezolanas.

El promedio de IMC tanto en hombre como en mujeres supera el valor normal, siendo 27 para los hombres y 27,9 para las mujeres, bastante alejados del límite superior normal que es 24,6.

"Chile tiene un riesgo medio-alto para la salud de su población", explica Majid Ezzati, investigador del Imperial College de Londres y uno de los autores del estudio financiado por la Organización Mundial de la Salud y Fundación Bill Gates.

El Sobrepeso no es tan sólo una cuestión estética…

Junto con la desagradable sensación de ver esos rollitos demás, el sobrepeso va acompañado de un deterioro físico siendo el punto de partida de varias enfermedades de riesgo debido al síndrome metabólico.

Algunas enfermedades asociadas al sobrepeso y obesidad:
• Diabetes
• Hipertensión
• Índices de colesterol alto
• Afecciones al corazón
• Complicaciones cuando hay enfermedades de deterioro articular

Por lo tanto, no es sólo una cuestión de estética, sino que de salud y de urgencia

¿Hasta cuándo vamos a envenenar nuestro cuerpo sin hacer nada al respecto?

Unos kilos demás pesan en la balanza y también en el autoestima

Tener sobre peso puede transformarse en una temática que abarca gran tiempo y espacio en la vida de una persona, pues es una situación que puede afectar su relación consigo misma, generándose un círculo vicioso que conjuga diversos factores como pueden ser la depresión, la ansiedad, malestar con uno mismo, entre otras, “como porque estoy triste, estoy triste porque estoy gorda (y nadie me quiere como “sub texto”)”, una relación ambivalente con la comida donde se le ama y se le odia como si fuera un romance tortuoso que nos envenena pero que nos da un respiro de la realidad que no queremos ver, pero que se hace ver en nuestros glúteos y abdomen, como si un cuerpo más grande nos pudiera hacer más fuertes para enfrentar los problemas, como si al comer pudiéramos ahogar aquello no resuelto que nos genera ansiedad. Pero mientras comemos la vida sigue, y los desafíos se van acumulando… ¿Hasta dónde podemos tragar la basura que nos enferma?

La desición de cambiar esta desición debe ser un SI rotundo y comprometido, pues implicará esfuerzo y cambio de hábitos para que sea saludable, duradero y de verdad. Y será un NO rotundo también a nuestra propia enfermedad, si comes por ansiedad NO comas, si comes por miedo NO comas, si comes por rabia NO comas, si comes de aburrida NO comas. Aprende a disfrutar comidas saludables, entendiendo que nos alimentamos no sólo por placer, lo hacemos por nutrición y no siempre tiene que ser rico, aunque no todo lo que engorda es sabroso. Busca alternativas y se creativas.

Dicho el sí, acepto. ¡Manos a la obra!

El primer paso es tomar la decisión y comprometerse con esta lucha, pero luego hay que hacerlo! No pueden ser sólo palabras o buenas intenciones, ya mundialmente está conocida una de las más grandes mentiras “mañana empiezo la dieta”, ¿Por qué esperar? ¿Acaso las consecuencias de la obesidad te están esperando? NO! Si ya tomaste la decisión, empezamos AHORA!

¿Cómo empezamos? Lo primero es lo primero, saber cuál es nuestro punto de partida cuánto peso y cuánto mido, y cuál es mi peso saludable, para tener clara la meta. Atención que buscamos lo saludable, no el estereotipo falso de mujer y hombre que impone nuestra sociedad occidental que muchas veces están bajo el peso normal y saludable para ellos, esto tiene que estar claro, no hay comparaciones con otros sino sólo, y más importante, consigo mimos. ¡Cuántas veces hemos escuchado me gustaría tener el cuerpo de ella (o de él, pero es más común en mujeres! Y a veces estamos hablando de estructuras óseas o fenotipos genéticos que determinan ciertas estructuras que son bellas y saludables, pero a veces no lo que queremos, pero somos lo que somos, y desde ahí, desde ese punto de partida de aceptación es que podemos acceder a una mayor salud y mejor calidad de vida.

Y seguimos nuestro comino con el orden. ¡Ordénate! Fija horarios para comer cada cuatro horas, jamás dejes de comer porque el cuerpo entiende este mensaje como si estuvieras en hambruna entonces lo que comas será transformado en más calorías que si comes de manera más frecuente. Además, tampoco es bueno comer con hambre. ¿Cuántos de los lectores aquí llegan a su casa muertos de hambre y se lo comen todo por no haber hecho una colación o incluso ni siquiera almorzado? Y al otro día, no tienes hambre y estas apurado, entonces no desayunaste. ¡Fatal error!

Ejemplo de organización dietaria

7.00 hs. Desayuno: 1 vaso de leche de soja, avena y fruta.
11.00 hs. Colación: 1 fruta.
Puedes complementar con alga spirulina, un ansiolítico natural que te dará energía para el día por su contenido nutricional y también te dará sensación de saciedad mientras limpia tu cuerpo.
14.00 hs. Almuerzo: Ensalada, plato de fondo y fruta.
18.00 hs. Once: Te o café de buena calidad, un pan pita integral con quesillo/ mermelada/palta/jamón de ave o pavo.
21.00 hs. Cena: Ensalada y sopa de verduras.

Puedes comer sin límites: lechuga, repollo, apio, achicoria, acelga, alcachofas, espárragos, espinacas, penca, brucelas, sandía, naranja, pomelo y mandarinas

Restringe y deja sólo para ocasiones especiales: leche condesada, manjar, bebidas de fantasía, jugos de sobre, chica, cerveza, licores, vinos, galletas, tortas, queques, pasteles, pizzas, picarones, sopaipillas, frutas confitadas y disecadas, conservas en aceite y dulces, chocolates, confites, miel, carne de cordero y cerdo, embutidos, cecinas, fiambres, frituras en general, grasas, mantequilla, margarina, helados.

Planifica tu alimentación:
Busca que tu alimentación sea equilibrada, no sólo comer lo que a ti te gusta, sino lo que te hace bien, y planifícalo antes de empezar cuánto y qué vas a comer. Sobre todo si vas a un lugar de riesgo que puede ser un cumpleaños para algunos o estar solos en casa para otros.

Mantente en movimiento!
Organízate para hacer actividad física todos los días, al menos caminar media hora, te hará gastar calorías y además te otorgará bienestar. Descárgate de las tensiones del día de esta manera o comienza el día renovada si lo hacer por la mañana.

Una ayuda extra: Suplementos Naturales

Los suplementos naturales son una ayuda extra que no puede faltar. Se te hará más fácil esta tarea sin contar que muchos de ellos tienen propiedades no sólo como adelgazantes sino que ayudan en otras afecciones mejorando tu salud general.

Alga Spirulina
La Spirulina es un alga microscópica azul-verde que constituye un alimento concentrado natural. Por su compleja composición y su origen natural, resulta una excelente alternativa a los suplementos de multivitaminas y multiminerales en pequeñas dosis diarias. Este producto otorga sensación de saciedad, ayuda a depurar su organismo estimulando la diuresis y la digestión y además es un alimento completo rico en nutrientes, apto para toda la familia. ¡Quiero alga Spirulina! Click aquí

Algas Fucus
Es un alga marina del océano Atlántico, conocida y apreciada por sus propiedades anticelulíticas y antiobesidad. Con abundancia de sales minerales, el fucus resulta una planta remineralízante. Su potente acción absorbente y saciante, es capaz de absorber hasta 6 veces su peso en agua por lo que, al llegar al estómago, aumenta su volumen y produce así un efecto saciante.
Indicada para Sobrepeso y obesidad – Celulitis – Reumatismo y artritis – Hernia de Hiato – Hiperlipemias – Hipotiroidismo – Diabetes tipo II
¡Quiero Alga Fucus! Click aquí

Hercampuri –Adelgazante natural midiendo el colesterol-
Esta hierba o planta amarga originaria de Perú es un gran regulador del metabolismo de las grasas, motivo por el cual se le utiliza para ayudar a reducir la obesidad. Hepatoprotector y reductor de colesterol, estimulando la secreción de los ácidos biliares disminuyendo los niveles del colesterol malo.
¡Quiero Hercampuri! Click aquí

Chitosan – Fibra Atrapa Grasa-
REGULADOR DEL PESO Y FIBRA DIETARIA
La Chitosan es nuestro “gran aliado” o “comodín” en una dieta de control de peso.
Si bien, el chitosán es un producto conocido para la baja de peso por su efecto “atrapa grasa”, este puede sernos útil para proteger nuestro sistema digestivo y hepático de las toxinas que ingresan en nuestro organismo cada día.
¡Quiero chitosan! Click aquí

Quemador de Grasas natural
Suplemento dietario con aminoácidos, L-carnitina, lecitina de soja y cromo.
Quemador de grasa natural que actúa sólo sobre el metabolismo de las grasas disminuyendo la formación de los depósitos y facilitando la reducción de los mismos. Permite la mayor utilización de ácidos grasos como fuente de energía. Favorece en todos los aspectos la tonicidad muscular.
¡Quiero quemador de grasas! Click aquí

Mango Africano
COMBATE EL HAMBRE – REGULA LA HORMONA DEL PESO
El Mango Africano es el fruto de un árbol procedente de África occidental y Central. Este fruto es valorado por su sabor y por sus propiedades para reducir el apetito y ayudar a la reducción de peso.
¡Quiero mango africano! Click aquí

Volver arriba Volver al Inicio